Sencillos pensamientos profundos

Las buenas obras valen mucho y cuestan poco. La clave del fracaso es tratar de complacer a todos. Nuestra obligación es hacer lo que es correcto – lo demás depende de Dios. Es mejor caminar con Dios en la oscuridad que ir solo a la luz. Nuestra propia conciencia es el sistema de alerta deSigue leyendo “Sencillos pensamientos profundos”