¿Por Qué Pasan Cosas Malas a Personas Buenas?

Hay mucha gente buena, que son inocente y amable en este mundo, que no hacen ningún daño a otro, ni hacen nada para reprocharse a sí mismos, ni viven una vida sin precaución. Sin embargo, a pesar de todo esto, a veces las garras del mal y el dolor y sufrimiento les alcanza y caen en una tragedia terrible. Esto no debe ser! No han hecho nada malo! Nunca nos sorprendemos cuando una “mala persona” que vive tontamente de repente se encuentran en una situación desesperada. Que “se lo merece”, decimos a veces. Así que, ¿por qué suceden cosas malas a personas buenas?

 EL MALDAD, EL DOLOR, Y EL SUFRIMIENTO

Primero, tenemos que hacer la pregunta de “¿por qué existe el dolor y el sufrimiento en el mundo?” Vamos a tratar con esta cuestión para entender mejor por qué cosas malas suceden. Debemos recordar siempre que hay leyes de la naturaleza y la física que existen en esta tierra. Todos estos estamos dispuestos a aceptar y entender, como las experimentamos a diario. Por ejemplo, ya sabemos que si tiramos algo, se caerá al suelo. Sabemos, también, que si nos toca algo caliente, se quema nuestra piel. Estas son las leyes básicas que han existido desde el principio del mundo. Las mismas leyes existen en la muerte, y en el dolor y el sufrimiento. El cuerpo envejece y eventualmente dejará de funcionar. Nuestros cuerpos son frágiles y susceptibles a las fuerzas exteriores, y las enfermedades y peligros. Todo esto es fácilmente comprensible, incluso sin apelar a la religión, creencia o superstición. Es simplemente la forma en que funciona el universo. Si una persona salta de un edificio alto, no podemos esperar que algún fenómeno sobrenatural interfiera de repente con las leyes de la física y salvar al infortunado. Esa sería la definición de un milagro! Diciendo todo eso, entonces no debería ser una sorpresa que uno de estos elementos podría llegar a venir sobre nosotros. Cada individuo sobre la tierra es susceptible a estas leyes, no hay una excepción. Cuando se presenta la pregunta del “¿por qué?” ha muerto alguien, la respuesta es simplemente, “es una ley de la naturaleza.” Cuando nos preguntamos “¿por qué?” alguien contrajo una enfermedad terrible, la respuesta es, “se trata de una ley de la naturaleza.” No existe una correlación directa entre alguien que es “bueno” y el efecto de alguna causa natural.

Por supuesto, nada de esto hace que sea más fácil para hacer frente a una tragedia en nuestras vidas, pero tal vez, y por lo menos, nos ayudan a entender un poco mejor y, finalmente, ser capaz de aceptar o reaccionar a ella apropiadamente cuando algo malo nos haya sucedido.

Ahora vamos a discutir la cuestión de ¿por qué existe el mal en el mundo? Una respuesta es esta, simplemente son personas de este mundo, que prefieren hacer las cosas malas. Hay varias razones y las influencias en sus vidas que podrían atribuirse a la causa de lo que les hizo caminar por ese camino, pero aun así han tomado la decisión por sí mismos. Esto no quiere decir que todos los deseos de la humanidad sea para hacer el mal, ni siempre elige esa opción. Vemos evidencia de esto desde los tiempos antiguos en las diversas leyes que se han desarrollado. ¿Por qué se hacen las leyes? Porque algunas personas con una conciencia clara sabía cuál era la diferencia entre el bien y el mal y deseada para legislar. Todos los seres humanos tienen esa capacidad de discernir entre lo bueno y lo malo. ¿Por qué el ladrón, o el asesino, o el violador siempre pone su cabeza hacia abajo cuando le está arrestando y esposando? Porque él sabe lo que ha hecho está mal!

Una vez más, nada de esto hace que sea más fácil para hacer frente a una tragedia en nuestras vidas, pero tal vez por lo menos nos ayudan a reconocer que hay algunas cosas fuera de nuestro control y, a pesar de nuestros mejores esfuerzos, no pueda evitar los efectos de las malas intenciones de alguien.

EL MUNDO QUE TENEMOS

A menudo, a la gente le gusta preguntar, “¿Por qué un Dios bondadoso permite el dolor, el mal y el sufrimiento en el mundo?” En primer lugar, vamos a responder de manera inequívoca que, según la Biblia, a Dios no le da placer vernos sufrir o experimentar dolor. No es diferente del cariño de que cualquier siente por su propio hijo. Dios es Él que puso las leyes de la naturaleza a la existencia y les ha permitido trabajar como deben. Sin embargo, no debemos olvidar nunca que cuando terminó Su creación, afirmó que “todo lo que había hecho era muy bueno” (Génesis 1:31). No había muerte, no había enfermedad, ni tampoco había ningún tipo de dolor o sufrimiento cuando el hombre estaba en el jardín con Dios. Sin embargo, puesto que Dios es amor y el amor permite la libertad de elección, Dios dio al hombre la capacidad de elegir libremente. Recuerde también que Dios le dio el jardín y todo lo que había en el al hombre. El hombre podría elegir a permanecer en este estado o que pudiera desobedecer a Dios. Lastimosamente, el hombre decidió desobedecer y, por tanto, el mal entró en el mundo. Ahora vivimos en una tierra, que era una vez perfecta, pero ahora es defectuosa. El hombre, no Dios, debe aceptar la culpa de por qué hay maldad, dolor y sufrimiento en el mundo.

No debemos olvidar que Jesús también fue sometido a la misma maldad, el dolor y el sufrimiento que experimentamos. Él entiende perfectamente nuestras aflicciones y se compadece con nuestro dolor (Hebreos 4:15). Esto prueba que Dios permite “que el sol salga sobre malos y buenos, y llover sobre justos e injustos” (Mateo 5:45). No existe una correlación especial entre nuestro comportamiento y las cosas malas que nos suceden.

Con toda sinceridad, no hay una respuesta fácil que ofrece consuelo suficiente para alguien que ha experimentado una tragedia en sus vidas. Pero, hay una cosa que siempre hay que tratar de recordar, o al menos considerar. Piense en esto, si el mundo en que vivimos era absolutamente perfecto y no tenía dolor o sufrimiento o mal de ningún tipo, entonces ¿cuál sería nuestro incentivo para esforzarnos para llegar al cielo? La verdad es, no haríamos nada! La Biblia nos dice que “Dios enjugará toda lágrima de sus ojos, y ya no habrá muerte, ni más ni tristeza, ni llanto, ni habrá más dolor: porque las primeras cosas pasaron” (Apocalipsis 21: 4). Por lo tanto, el cielo es un lugar de descanso y confort. Es un lugar donde no experimentaremos más las tragedias de esta vida a través de la pérdida o el sufrimiento. Cuando vemos nuestro mundo desde esta perspectiva nos debe dar esperanza y la capacidad para hacer frente a las cosas malas que nos puedan llegar.

Sí, vamos a seguir sintiendo dolor y vamos a sufrir todavía, pero no olvidemos lo que dijo Pablo, “Por tanto, no nos desanimamos. Al contrario, aunque por fuera nos vamos desgastando, por dentro nos vamos renovando día tras día. Pues los sufrimientos ligeros y efímeros que ahora padecemos producen una gloria eterna que vale muchísimo más que todo sufrimiento. Así que no nos fijamos en lo visible sino en lo invisible, ya que lo que se ve es pasajero, mientras que lo que no se ve es eterno.” (2 Corintios 4:16-18)

Es por eso también que Pablo fue capaz de decir: “Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús” (Filipenses 4:7). Cuando contemplamos y realmente entendemos la gran recompensa que nos espera en el cielo, somos más capaces de soportar los problemas que nos aquejan en esta vida!

  1. Cuán fidedigno e imparcial la idea principal de ésto; por cuanto se ha argumentado -imparcialmente- la tesis del texto sobre la base de perspectivas ideológicas transversales a apreciaciones varias de la misma gama temática.
    Lo recomiendo a quienes tengan indeterminada, o al menos dudosa, su espiritualidad.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: